La Asociación Ibérica de Cuidadores de Animales Salvajes (AICAS) nació en el año 2000 con el objetivo principal de englobar a todas las personas implicadas en el cuidado y manejo de fauna salvaje; es decir, personal laboral perteneciente a parques zoológicos, acuarios, centros de recuperación y reintroducción de fauna, reservas y parques naturales. Así mismo, está abierta a todas aquellas personas que tengan una vinculación directa o indirecta con la fauna salvaje.